viernes, 19 de junio de 2009

El disco que jodió a todos los demás


Quizá porque estemos acostumbrados a no comprar discos, y cuando lo hacemos, escuchar sólo las 2 ó 3 canciones buenas que hay en su interior. Una pena.
Anteayer acudió a Buenafuente el gran Raimundo Amador y dijo una frase de esas cortas pero contundentes, de las que dices: que gran verdad...
La frase fue la siguiente: ''un disco no puedes hacerlo por hacerlo, o por ganar dinero. Un disco tiene que ser como un hijo tuyo, hay que trabajarlo.''

Y precisamente elogio tanto a determinados grupos. Porque puedes comprarte un disco sin miedo; cada uno de los temas que hay en su interior va a ser resultado de mucho trabajo y perfeccionamiento. Y mis soldaditos de la paz, Anti-Flag, llevan haciendo eso muchos años a la sombra, y desde hace poquito a una tenue luz.

El disco que jodió a todos los demás se llama 'For blood and empire', y jode al resto por múltiples razones. La primera es que todas las canciones puedes escucharlas. No está la típica canción en la que desistes al suplicio de escucharla en el segundo 30. También porque, aunque sea punk, un estilo muy fácil de tocar, cuenta con una gran variedad de registros técnicos y arreglos.
Todas las melodías son muy alegres, los punteos son agudos y rápidos. Las letras, honestas y convincentes. Las voces, afinadas y desgarradoras al mismo tiempo.
Y, cómo no, cuenta con el mejor bajista del mundo en el estilo bajo mi punto de vista. Una joya.

Así que, nuevamente os invito a pasar del pop comercial, del house, del reggaetón y de toda la mierda comprimida que escucháis y le déis una oportunidad a la gente que, como dice Raimundo Amador, publica discos que pueden quererlos como hijos. En vuestra mano está.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

ajja que discazo, aunque tenes razon sobre lo que decis, estoy empezando a escuchar un poco mas a anti, te dejo mi blog cuando puedas pasate un rato
www.yonosoypunk.blogspot.com