miércoles, 17 de junio de 2009

Trozo de autobiografía de Johny Barker

''Nunca había salido de mi casa, quizá el ser el hijo único y por tanto, por artículo 33, me imponía el sambenito de niñato mimado... Me llamo Johny Barker y soy guitarrista de un grupo punk, 'The Idealist'. Amaba mi estilo de vida, mi música y mi gente. Una gente que, tenía los mismos ideales que yo, o muy parecidos.

Sin embargo, las críticas externas hacia un modelo de vida del que yo creía que era el más honesto, coincidió con la partida de mi casa hacia un mundo lejando de mi casa llamado Navapus Dei. Bueno, en principio nada debería cambiar, pero me di cuenta de que los grupos de música como los míos no gustaban en otros lares. En un principio, mis transgresoras pero siempre honestas melodías parecían abrirse un hueco, pero no duró mucho.

Como en su día le dijeron a Del Bosque en el Madrid, quizá mis ideales y estilos de vida no encajaban en una realidad que se centra en que la superficialidad saque a relucir lo mejor de cada uno(aunque no reluzca nada), y que todo se convierta en un negocio por la lucha individual para que cada uno consiga su beneficio personal(aunque el beneficio de uno suponga perjudicar al otro). Es decir, que gustaba la música pop.

Y digo yo... entiendo que un popero se convierta a punky pero jamás conoceréis un punky que se pase a popero, pero la realidad invitaba a una imposición moral: todos los grupos(o casi todos) de Navapus Dei eran grupos pop, algunos extremadamente poperos. Como así ha quedado demostrado.

Seguramente mi destino sea avandonar estas tierras y poder buscar otras en las que la música punk no sea motivo de discordia o, volver a mi querida Los Groños.

De todas formas, me quedo con gente que me ha visto actuar y poder valorarme de verdad por mis actuaciones y no por lo que dicen que hago en ellas. Y sinceramente, a todos los que hayan leído ésto y se sientan medianamente identificados con los poperos... que os den por el culo...''

Johny Barker, a mediados de junio de 2009...

5 comentarios:

Marta Flores dijo...

no estoy de acuerdo con: Y sinceramente, a todos los que hayan leído ésto y se sientan medianamente identificados con los poperos... que os den por el culo...'', y no es xq defienda este estilo o no, pero creo q
cada uno es libre de escuxar lo q quiera y no x ello merece ser juzgado,es mas,a ti no te gusta q desprecien tu musica x no ser como la q a la mayoria le gusta y xq lo haces tu??tambn te digo q no tienes xq buscar en otros sitios q la musica punk no sea discordia xq con q a ti te guste y disfrutes con ella es mas q suficiente.
un beso :)

Cristina Mtnez. de Pissón dijo...

Está guay lo que dices.
A veces salimos de casa pensando que todo será igual que hasta ahora y que nos comeremos el mundo, pero nos damos cuenta que no es oro todo lo que reluce; el ambiente cambia a la gente, eso me dijeron un día, y quizás no es que las circunstancias cambien a la persona, sino que hacen que pensemos de otro modo amoldándonos a lo que vemos.
Bueno, realmente no sé si esto tiene algo que ver con lo que has ecrito pero me ha hecho reflexionar en este asunto.

Oye, no te conozco y he llegado a este blog de la más pura casualidad, pero me gusta lo que escribes.

¡Un saludo!

Juanjo Acobi dijo...

Así es Cristina, a diferencia de alguna persona que me ha enviado algún comentario creyendo que me refería a la música(cosa totalmente obvia que no), me agrada ver que has sabido leer entre líneas y te has quedado con la connotación del texto.

De todas formas, como el refranero español dice: rectificar es de sabios. Que así sea, ¿no?

muchas gracias por tu comentario. :)

Anónimo dijo...

Disculpa, acabo de leer tu texto, pues lo encontré en Google..Hablas con seguridad y no te faltan argumentos. Pero he encontrado una cantidad inmensurable de faltas ortográficas y contradicciones. Deberías pensar más a la hora de expresarte, pues los punkies pensamos a la hora de hablar. Los punkies no faltamos al respeto en cuanto a gustos musicales, pues la música, música es. Si no te sientes integrado en la sociedad, de eso se trata, así somos los punkies. Pero no vale con quejarse, para eso ya están los new-emos. Hay que seguir caminando. En casa y fuera, con la cabeza bien alta como un verdadero punky.

Juanjo Acobi dijo...

Hola anónimo. Me veo el la obligada necesidad de contestarte con toda mi buena intención.

He de decirte en primer lugar que en lo que me refiero a que me considero punky no es exclusivamente en el gusto musical, aunque claro que también. Me refiero a una ideología basada en el respeto y en la tolerancia, cualidades humanas que no he tenido la suerte de vivir aquí, ni mucho menos verlas en la gente.

Respecto a otras músicas, las tolero pero me parece de mal gusto el hacer de algo tan importante para la vida como es la música, un comercio en expansión, olvidándonos de su principal característica, que es la transmisión de ideas y sentimientos. Nunca me verás criticar a Bob Dylan, aunque su música no me guste en absoluto. Es sólo un ejemplo.

Creo que no hace falta vestir concadenas y tatuarme símbolos de anarquía para ser un punky más, sino que además creo que incluso los punkys pueden pensar que hay elementos sociales muy interesantes y necesarios.

Un saludo