miércoles, 13 de enero de 2010

Pene. Sí, pene.

Otra vez caí. Me volví a hacer Tuenti. Más por necesidad que por devoción, aunque siempre se termine convirtiendo en ésto último. Ni voy a hablar de las pseudo-prostitutas que se autofotografían para exponer sus pechos a toda la humanidad, ni de los gilipoyas creídos que se enmarcan sus abdominales, con los cuales pretenden pillar cacho con alguna de las anteriores sujetas. No. No hablaré de eso, por mucho que me preocupe la falta de inteligencia entre los habitantes de éste hostil país.

Voy a hablaros de una nueva moda que corre por los lares 'tuentireños'. Gracias a la maravillosa creación artística de alguna pobre afectada (directa o indirectamente), ha circulado por la red la 'necesidad moral femenina' de poner en el estado el color del sujetador que llevan puesto. ¿Para qué? Amigos, no se trata un primer paso en convertirse en la pilingui anteriormente mencionada sino... ¡¡para luchar contra el cáncer de mama!!

Vamos a ver. ¿Haciendo semejante tontada ayudas en algo? ¿Se van a sentir apoyadas las personas con dicha putada en su ser? ¿Reporta algún beneficio a la comunidad médica? ¿No sería mejor dar un donativo? NO. Lo mejor es ponerse en el estado el color de tu sujetador. No te joder...

Yo creía que nadie estaba a favor de las enfermedades, y menos de los tumores. Pero ahora parece que te tienes que manifestar a favor de estar en contra de algo perjudicial.

Llegará un día en que nos tengamos que poner un preservativo en la cabeza para protestar contra el sida. ¡Malditos cabrones que propagan la enfermedad, haciendo manipulaciones genéticas en laboratorios ocultos! Por cierto, ahora le daréis sentido al título de ésta entrada. ¿No os parezco gilipollas? Pues eso...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

interesante acobi,bastante interesante...te seguire leyendo .


sofi,la de clase

Anónimo dijo...

¿Lo más paradójico? Cuando una mujer tiene el cáncer de mama se le suele extirpar la mama en sí para evitar la metástasis de las células cancerígenas al resto del cuerpo; vamos, que se expanda el cáncer por otros órganos. ¿Consecuencia de esta intervención? Desaparición total o casi del pecho en cuestión; a veces hasta de los dos. Y si no se tiene pecho, ¿se va a usar sujetador? Difícil. Por eso las mujeres con cáncer de mama sufren un fuerte shock psicológico; no llegan a realizarse como mujeres porque les falta algo característico de ellas.
Para mí, sinceramente, eso de "apoyar a las enfermas de cáncer de mama" me parece una falta total y absoluta, valga la redundancia, de respeto, una mofa total.

Seguiré tu blog.